4000029376gc

Familia, maternidad y coaching de adolescentes

De la mano y en apoyo mutuo es más fácil

Nuevos Artículos

¿Cómo ayudar a nuestros hijos a afrontar el miedo escénico?

image1

  

Dicen que el miedo es algo normal hasta cierta edad. 

Para mí el miedo es algo que siempre estará allí, sólo debemos saber cómo tratarlo e identificar cuando nos paraliza y cuando nos sirve para retarnos y atrevernos a ser mejores. Al final del día, al superar un miedo habremos expandido nuestras capacidades. 

 
 

El miedo escénico es uno de estos, y en los niños es totalmente normal, si nos fijamos somos criados escuchando ten cuidado con aquello con esto con aquello, no hables con personas desconocidas. Y entonces llega el día en que a nuestros hijos se les plantea su primera presentación artística, exposición grupal o cualquier actividad frente a otros. Es normal que sientan miedo, primero porque es una situación desconocida y segundo porque están aprendiendo y depende de nosotros los padres darles herramientas y la seguridad para que afrontes este nuevo reto. 

 
 

Me pasó con mi hija Marcela de 4 años, terminó su primer nivel escolar y le tocaba cantar con sus compañeros frente a todos los padres, pues qué pasó, que al ver a todas esas personas extrañas frente a ella se paralizó y me dijo (yo estaba en primera fila) mamá tengo miedo no quiero hacerlo. Sabía que era el momento indicado para demostrarle que cuenta conmigo y mi protección, la abrace y le dije "está bien, si no quieres hacerlo, si ves más adelante que quieres volver hazlo, nadie te va a obligar". Ese día no volvió al recital y observó a sus compañeros abrazada a mí. Pero yo también sabía que esto sería un precedente para lo que venía ya que en pocos días será su presentación de final de curso de su ballet. Y llegó el día en que tocó el ensayo general y muy temprano le dije "Hija, hoy es tu ensayo general para la presentación en el teatro", lo primero que me dijo fue me da pena, me da miedo que habrá mucha gente mirándome, y le dije "los papás de tus amigas van a ver a sus hijas, a ti te vamos a mirar papi, tu hermano, abuelos y yo, nadie más", y lo mejor es que sé que lo haces excelente porque te veo todas las semanas en tus clases. Pues bien, llegó la hora del ensayo y no había menos de 50 personas dentro del salón, y allí salió ella confiada y con cara de felicidad y picardía, mirándome, y yo feliz porque se estaba superando a ella misma, sabiendo que allí estoy para ella. 

 
 

Mi gran aprendizaje es que necesitamos sentir primero que todo validadas nuestras emociones, encontrar motivos para superar los obstáculos y sentir la seguridad de un amiente que nos respalde a seguir adelante. 

Se puede emprender siendo mamá

image2


  

Claro que se puede.

 
 

Al convertirnos en mamá pasan 2 cosas: encontramos nuevas motivaciones externas para ser mejores y dar buen ejemplo y por otro lado desarrollamos grandes capacidades de organización y gerencia.

 
 

La primera surge porque nuestros hijos pasan a ser nuestro público principal, nuestras acciones determinaran como nos ven, somos su mayor ejemplo; y qué mejor que mostrarles que somos capaces de valernos por nosotras mimas, que somos creativas, planificadas y con grandes sueños por desarrollar. Ellos son ahora nuestro segundo gran motivo para lograr cosas geniales, porque, soy de las que siempre te apoyará en saber que tú debes ser tú principal motivo, ya que si no te sientes bien con lo que haces no lo harás bien, y por el contrario en lugar de ser motivo de éxito será un aditivo más para el estrés o incomplacencias. 

 
 

Por otro lado están todas las capacidades que desarrollamos cuando nos convertimos en mamá, te vuelves más capaz para organizar, crear, planificar y dirigir. Todas estas son capacidades de gerencia que puedes poner en práctica y perfeccionar en tú emprendimiento. 

 
 

Siempre será positivo, rodearte de personas que estén en tu misma vibra, con deseos similares incluso en los que puedas encontrar apoyo. 

 
 

Lo otro que puedo recomendarte es no afanarte y dedicar los tiempos que poco a poco tú maternidad te vaya permitiendo, vivir y disfrutar el proceso. 

 
 

Por acá estoy para apoyarte y ayudarte a desarrollar tus planes. 

Familias con adolescentes en casa. Nuevas situaciones

image3

  

Mi hija apenas tiene 9 años y ya no quiere andar conmigo.

Estoy perdiendo la paciencia muy rápido con las actitudes de mi hijo de 11 años. 

Sí, mamás y papás, las manifestaciones de individualidad e independencia comienzan en las niñas más temprano que en el varón. Y es justo allí cuando sentimos que nuestros hijos nos quieren menos que antes, es allí cuando llega a nosotros la alerta de los grandes mitos y leyendas de la tan temida época de la adolescencia.

El niño ya no quiere estar tan cerca de la familia, se aísla en sus dispositivos móviles, puede pasar el día entero hablando con sus amigos y apenas acaba de dejar de verlos en la escuela, quiere vestirse diferente, cambia su forma de hablar, contesta de vez en cuando de forma rebelde. ¡Oh por Dios! cuántos cambios en tan poco tiempo, ¿Qué hago?, ¿Cómo puedo ayudarlo?, ¿necesito estar más cerca de él?.

Todas esas preguntas y miedos, surgen justo cuando como padres, lo que verdaderamente necesitamos es recordar cómo nos sentíamos en nuestra época de adolescente, cuantas cosas comenzaron a cambiar en nuestra forma de pensar, qué deseábamos hacer, sobre todo y lo repito a propósito ¿Cómo nos sentíamos?.

Ante todo esto, lo primero que debemos hacer es recordar que está es solo una etapa, y que nuestro mayor trabajo como padres es ser flexibles y adaptarnos a cada una de las fases de la crianza, siempre cuidando el mantenimiento de los valores esenciales de la familia y los límites. 

Los adolescentes viven intensos cambios físicos, fisiológicos y psicológicos, que los hacen estar muy confundidos, sentirse vulnerables y en muchas ocasiónes no saber cómo actuar y qué hacer. Lo que más van a necesitar es un guía amoroso pero firme. Va a necesitar a sus padres no a dos amigos más, porque créanme ¨amigos¨ le sobran.

Hay una frase que cita que los padres de adolescentes debemos convertirnos en grandes y muy buenos detectives con la precisión de un cirujano cerebral. Poder estar pendientes de sus cosas sin invadir su espacio, sin asecharles demasiado, ser empáticos y buscar ocasiones propicias para el diálogo sin imponerlo. Deja de preocuparte por lo que tú como padre sientes y comienza y volverte un estratega para salir lo más victorioso posible con tus hijos de este confuso período.

El adolescente comienza a ver y a enfrentarse con sus cambios físicos y así siente que todo en su vida comienza a cambiar, desea ser responsable de sí mismo, pero aunque él no lo sepa aún no cuenta con las capacidades cerebrales para hacerlo. Aún necesita tu guía solo que ya no la pedirá, pero te estará observando, necesita saber que estas allí y que cuenta contigo. En esta etapa a los papás nos queda muy bien el dicho de ¨calladitos nos vemos para ellos más bonitos¨. Calladitos pero atentos, empáticos, comprensivos y reales. Reales: contar de vez en cuando como fuimos en realidad, porque para nuestros hijos nosotros los padres en su época nunca nos fugamos de una clase, nunca sacamos una mala calificación, nunca tuvimos un novio a escondidas, ¡Error! No somos perfectos, el ser los padres no nos hace perfectos, por el contrario es mucho más positivo ser reales y comprensivos. Buscar ayuda de expertos si es necesario para apoyarnos nosotros, no para hacerlos sentir a ellos que desde el comienzo están mal, porque no es así, simplemente son Adolescentes.

En mi trabajo como coach de familia la conclusión más valiosa ha sido siempre que la paciencia y el amor serán las mejores herramientas a usar para soportar y triunfar la etapa de la adolescencia, razona y date cuenta que tú necesidad es la misma que la de tus hijos, ser amado y sentirse valioso el uno para el otro, sólo que como padre tú cuentas con la madurez necesaria para comprender. Él y ella no necesitan ser juzgados, criticados, comparados con los hijos de tus amigos. Ellos necesitan ser ellos y que tú les ames ya sea que lleguen como campeones o de últimos en la carrera. 

image4

Coaching de Adolescentes

Importancia del acompañamiento

Las familias y la crianza no vienen con manuales o guías de como actuar en las diferentes etapas. Especialmente existe mucha desinformación sobre el periodo de la adolescencia como etapa vital, y todos los cambios por los que pasa el individuo. 

Ante esta falta de información, han surgido mil mitos y etiquetas, la mayoría negativos sobre este escalon de crecimiento.


Lo importante es que debes saber que existen personas y organizaciones especializadas en ayudarte y acompañarte, dandonte herramientas para que mejores esencialmente la forma de comunicarte con tú adolescente. En mi experiencia se, que si mejoras la comunicación todo lo demás mejorará. 

Acompañate y crea comunidad

La crianza en todas sus etapas es más fácil si te acompañas de otras madres y de expertos que puedan ayudarte a mejorar los aspectos en los que por si sola no vez como solucionar.

Yo puedo ayudarte

Historias de mi vida

Llegó el gran día

Carta a mi princesa


Desde que supe que existías soñé con verte nacer, sabía que mi corazón se estremecería, sabía que iba a sentir un amor muy fuerte dentro de mí, pero nunca imaginé que sería como el amor de mis entrañas, ese que se siente por los hijos. Incondicional, muy fuerte, ese que te hace arder los brazos por dar protección, ese que te hace cuestionarte nuevamente sobre sí lo estoy haciendo bien y cómo seguiré para darte el mejor de los ejemplos. 


Sí, hoy 4 de Junio me hiciste oficialmente tía, mi hermana te trajo al mundo mi hermosa niña, mí primera sobrina,  desde la distancia siento el más grande torbellino de emociones, porque siempre supe que este momento llegaría y mi corazón lo anhelaba con todo fervor. Pero estoy lejos, y nunca lo imagine así, mi única hermana, mi pequeña hermana se convirtió en mamá y en mi pecho no cabe el agradecimiento inmenso a papá Dios por esta gran bendición, en mis ojos ya no caben más lágrimas de felicidad por este gran momento, pero también mis brazos arden por no poder estar cerca y abrazarte.


Y desde ya comienzo a contar los abrazos y besos que les daré el día de nuestro encuentro. Y desde ya deseo con todo mi corazón que mami y tú se disfruten y amen cada etapa y proceso, y desde siempre estaré aquí, mi princesa,  para lo que me necesites, para escucharte, para orientarte y alentarte. 


Mi niña Emiliana, eres desde el día que te supe un tesoro de mi corazón, no puedo más que pensar en los grandes momentos que juntas pasaremos, no puedo más que pensar en cómo y qué hacer para que mientras estamos lejos en kilómetros  para demostrarte cuánto te amo, lo importante y valiosa que eres, que cuentas conmigo siempre, que soy tu cómplice, tú amiga, que te protegeré y siempre, siempre daré lo mejor de mí para darte el mejor de los ejemplos, para mostrarte que los sueños se hacen realidad, para guiarte en la fe, para hacerte reír, para ver juntas otoños y primaveras. 


Mi pequeña princesa, tus ojitos son mi esperanza, tú vida es una bendición, eres luz y amor del bueno para mi vida, eres una muestra más de que los milagros existen.


Siempre había escuchado que el amor de una tía, es tan grande como el amor de una madre, tú mamá me lo decía y siempre he amado como tus primos la quieren y desean estar con ella. Pero sólo hasta hoy con tu presencia en mi vida puedo confirmar que así es, mi niña, te amo inmensamente.



Aquí estoy para ti.

Tú tía Elimar

image5